Manchas Faciales

Las manchas faciales (lentigos y melasmas) son manchas de color marrón a negro, que son causadas por el envejecimiento, herencia, exposición a rayos ultravioletas u otro factores.

La mayoría de las manchas faciales son predisposición genética (lentigos simples) y suelen aparecer sobre los 20 años en zonas que no tienen que haber tenido exposición solar, son simplemente manchas puntuales. También, entre los 35 y 49 años hay un fuerte aumento de alteraciones de la piel en la cara claramente atribuibles a la exposición al sol y a otros factores como el embarazo, el cambio hormonal,  los tratamientos farmacológicos fotosensibles (antibióticos, anticonceptivos , diuréticos, antiacneícos, etc…), que ocasionan melasmas o cloasmas (manchas de pigmentación  y decoloración de la piel). Otro tipo de lentigo es el solar y aparece paulatinamente a partir de los 60 años y se le denomina también lentigo senil.

Para prevenir toda clase de manchas faciales se debe exponer lo mínimo al sol y siempre usar protector de protección alta, son formas fáciles de mantener la apariencia juvenil y evitar esas manchas. También el conocimiento de los medicamentos fotosensibles a la radiación ultravioleta, puede evitar el desarrollo de manchas faciales.

La diferencia del lentigo y la melasma, es que el primero se ocasiona como consecuencia de un aumento de melanocitos en la piel por envejecimiento, genética o exposición al sol y la segunda aparece por un incremento de la producción de melanina en algunas zonas expuestas al sol.

Normalmente las manchas faciales suelen aparecer en forma de parche en un área de la cara, y son planas e irregulares, y de color marrón claro o oscuro, o negro.

Las manchas faciales aunque solo son cambios en el color de la piel de la cara y no afectan a la salud (pero si no se controlan a tiempo pueden degenerar en las lesiones más peligrosas y malignas), si pueden afectar a las personas por su apariencia estética.

MANCHAS FACIALES Y ENVEJECIMIENTO FACIAL

img_como_tratar_las_manchas_de_la_piel_4906_orig

El envejecimiento de la piel del rostro inquieta más a las mujeres que a los hombres, porque la sociedad actual, considera que una mujer pierde su atractivo una vez que aparecen los signos visibles del envejecimiento en la cara, como las mencionadas manchas faciales, la formación de arrugas  finas y gruesas, textura seca, pérdida de elasticidad, pérdida de tono de la piel, flacidez de los tejidos subcutáneos,  hipertrofia muscular subyacente, y la pérdida de volumen en el rostro. Para paliar todos estos signos de envejecimiento, existen una gran variedad de tratamientos de rejuvenecimiento facial.

TRATAMIENTO PARA LAS MANCHAS FACIALES Y OTROS SIGNOS DEL ENVEJECIMIENTO FACIAL.

En nuestro centro para las machas faciales utilizamos tratamiento de exfoliación como el Dermaroller (Skin Pen) y el Peeling, y para otros signos del envejecimiento facial, como arrugas, pérdida de elasticidad, pérdida de volumen facial, etc…, productos y aparatología.

 

  , , , ,